Los vehículos que pasarán la ITV cada seis meses

La nueva normativa establece que los vehículos ligeros para el transporte de mercancías con una (MMA) inferior a los 3.500 kilos sean examinados dos veces al año.

Cada año las muertes en carretera representan un importante número en el total de fallecidos a nivel global. Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se trabaja para combatir esta situación, con recomendaciones para poner el coche a punto, por ejemplo, antes de un viaje, además de lanzar diversas guías en caso de encontrarnos con carreteras en mal estado, que pueden complicar nuestro viaje.

Seguir estas pautas puede ser clave para evitar accidentes que podían haberse evitado. Y, además, es obligatorio para todos los conductores superar la Inspección Técnica de Vehículos (IVT), superando los diversos parámetros que garantizan el óptimo funcionamiento del mismo. Dependiendo de la antigüedad de nuestro coche, así se fija cada cuánto tiempo tenemos que acudir a esta revisión.

En el caso de los vehículos nuevos, no deberán superar este trámite hasta pasados cuatro años. Y partir de ese límite, y hasta los diez años, la deberán pasar cada dos años. Pero ya superando la decena, todos los vehículos deberán ser revisados en la ITV de forma anual. Así lo fija la normativa con el fin de asegurarse de que el parqué móvil español está en buen estado. Pero con la nueva ley hay algunos que deberán pasarla cada seis meses: los vehículos ligeros para el transporte de mercancías con una masa máxima autorizada (MMA) inferior a los 3.500 kilos.

Dos veces al año pasada la decena

Estos vehículos, como el resto, estarían exentos de pasar la ITV durante los primeros años desde su matriculación. Pero en su caso, en lugar de cuatro años, la cantidad se reduce a dos. Tras ello, y hasta los seis años desde la matriculación, se deberá pasar cada dos años. Entre los seis y los diez años la pasarían de forma anual y, una vez alcanzada la decena, sería cuando deban supera la ITV dos veces al año.

De este modo, los vehículos ligeros destinados al transporte de mercancía con una MMA por debajo de los 3.500 kilos se equiparan con lo que ya ocurre a otros como los coches de autoescuela y los vehículos de servicio público (taxis o ambulancias). En el caso de los autobuses, deben pasar la ITV dos veces al año cuando superan los cinco años de antigüedad.